Blogia
En algún momento tenía que decírtelo

Eso es amor

Mientras vamos andando hacia el colegio, Ari me abraza por el costado y me dice.
—Te quiero mucho, mamá.

Yo le paso el brazo por los hombros y le aprieto.
—Yo también, cosita.
—No te puedo describir lo tanto que te quiero —dice Ari, apretándome más fuerte y hundiendo la cabeza en mi abrigo.
—Hale, pues sí que me quieres... —digo, admirada.
—Te quiero desde el momento en que nací —continúa Ari con voz de falsete, y asomando sus ojos traviesos añade—: cuando sacaba una mano de tu tripita ya te estaba queriendo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

CARMEN -

No me extraña que te quiera ;)))
Gracias por el texto, Isa: sigo aprendiendo incluso de tus retazos de literatura y vida, contados así, como si nada.
Besos,
Carmen.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres