Blogia
En algún momento tenía que decírtelo

Tipos de argumentos

[RECETAS EXPRESS PARA MEJORAR NUESTROS RELATOS, VII]

Está bien que nos vayamos haciendo conscientes de lo que implican las historias, las ideas o los argumentos que se nos ocurren. Hay argumentos que se pueden condensar en unas pocas líneas, hay argumentos que exigen un relato de tres páginas, otros de diez folios, y otros una novela entera.

Para que frases como «Entonces entendió cuál era su destino» tengan sentido verdadero para el lector tendrían que llegar tras un detallado tratado sobre el personaje. Es decir, al final de una novela tipo Ana Karenina.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Maia -

creo que la creación de los personajes es aun más enriquecedora cuando escribimos (o al menos cuando yo escribo) que la historia en sí. Eso es lo que realmente me mueve por dentro. Un beso,
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres